publicidad

oficios de siempre

Budia era famoso por su lana, por su miel, por sus corderos y por sus pieles curtidas, tanto es así que llegó a existir hasta una medida de trueque en la zona que era... "el cordobán" (un montón de pieles atadas con una soga que los curtidores cambiaban por otros productos) .

En el pueblo, por tanto había muchas tenerías curtiendo pieles, por lo que se establecieron muchos zapateros y guarnicioneros trabajando la piel.

Este oficio de los curtidores, parece ser que viene de los árabes, antes de la Reconquista.



Mi tío Paco fué el último curtidor que hubo en Budia junto con su hermano.

Tenían la tenería que estaba en la calle Teniente Verde, antes de llegar al convento y me acuerdo que estaba llena de pilas en el suelo, donde metían las pieles que previamente habían cosido y rellenado con unos racimos rojos que unas plantas que hay por la zona, para que presionando salieran por todos los poros curtiendo la piel.

Luego la llevaban a los secaderos que tenía en el patio de atrás.

Era un olor muy especial.

También me acuerdo de ver al guarnicionero en la esquina de la plaza, donde ha tenido mi prima alquilado un cuarto para la oficina de turismo, antes de que el Ayuntamiento tuviera adecentado el sitio actual al lado de la fuente.

Cuando el convento de los carmelitas (lo fundó Santa Teresa de Jesús) estaba en pleno rendimiento, se cuenta que se hacían allí todas las telas para la corte.

Había mucho ganado y había expertas hilanderas.

Ahora el convento está si las tejas , ya que se las llevó uno de los curas de Budia para hacer su casa.

En la guerra civil se utilizó como almacén.
Habría que conseguir restaurarlo para hacer un museo de artes y oficios de la zona.

Habrá que hacer una propuesta a los responsables del patrimonio de la zona.

Sería muy bueno para aumentar las visitas y los negocios de restauración de hoy en día con las casas rurales y el turismo de ocio y cultura.


También por tanto los pastores eran común entre los mortales de aquellos tiempos ... y se veían por todos los lados pasear a los rebaños.... inclusive tenían acuerdos con los labradores, para disponer de sendas y zonas de pasto.

Pasa muy cerca de Budia una zona de paso de ganado que se fundó por las Mestes, y se la denomina por allí, "la Galiana" pasa también por Madrid esta cañada.

En la Alcarria hay muchísimas plantas aromáticas y por tanto el ganado toma un sabor muy especial.


Son todavía hoy en día famosos en la gastronomía nacional, los corderos de La Alcarria.

La caza era también un oficio en la zona muy extendido que continúa hoy en día.

Se ven cuando se abre la temporada que la plaza se llena de 4x4 con los remolques llenos de las jaurías de perros.

En los bosques de la zona hay muchos jabalíes, conejos, liebres y perdices sobre todo.

Casi todos en el pueblo tenían su escopeta y sus perros. Me acuerdo de ir a cazar perdices con mi tío Mariano.

Nos fuimos por la vega hasta llegar a la Zangosta.

Hasta los chiquillos sabían cazar a mano a las perdices en verano, hacíendolas volar tres veces a pleno sol hasta cansarlas.

Mi abuelo Alvaro José siempre se llevaba la escopeta cuando se iva a trabajar al campo.

Si tenía oportunidad caía una liebre e inclusive una vez un zorro y le envió a su hermano Eusebio la piel para que le hiciera un peletero un cuello de abrigo a la tía Elvira .



Los panaderos, confiteros, pasteleros... tenían su sitio.

Uno de los que tenían horno eran familia de mi padre.

Yo me acuerdo que mi tía Mercedes hacía unas tortas con uvas negras que te chupabas los dedos. Movía la harina en casa una y otra vez con el rulo y luego la extendía en unas fuentes de hierro regándolas con vino dulce y granos de uva negra que tenía secándose en la última planta de su casa colgadas de unas cuerdas atadas a unos juntos.

Se las llevaba al horno y nos chupabamos los dedos en el desayuno y la merienda.

También se llevaba al horno el cordero cuando venían invitados o había que celebrar algo.

No solo hornos de pan, tortas y cordero, había en Budia ... también había varias pastelerías (eran famosos los bizcochos crispines con miel de la alcarría).

En la plaza había una y nada más salir de la plaza hacia la cruz verde a la derecha había otra, que todavía hoy vive en ella con su madre una sobrina de mi tío Paco.


Había cirujanos y hospitales, ya que en tiempos de la peste (Edad Media) muchos pueblos de los alrededores perecían casi por completo y Budia por sus aguas y clima especial era envidiado por aquellas epocas como sitio de cura.

Y hablando de curas, también salieron obispos de sus gentes, quedando prueba de ello en los enterramientos que se pueden ver en la catedral de Siguenza.

Los labradores cultivaban por aquella epoca mucho la vid. De hecho hacían vancales en todos los barrancos y cuestas del entorno y no había casa en Budia que no tuviera su bodega donde hacer buenos caldos.

El porrón era muy normal. Mi padre me enseñó a beber "a morro" y hasta hace muy poco lo ponía mi madre en la mesa relleno de vino y gaseosa.

En el pueblo también hubo fábrica de Gaseosa.

En esta fotografía se ve como era la botella de Gaseosa de Budia que tenía en la etiqueta los soportales de la plaza.

Mi cuñado Carlos tiene una en su museo de cosas antiguas.

Estaba la fábrica en la calle detrás de nuestra casa.La mesa con su mantel a cuadros, los platos hondos para el guiso o el cocido y los llanos para hacer la "pringá".

Regado con un buen tintorro en el porrán y al lado de unos troncos calentitos entraba cualquier cosa dejando el estómago saciado para el día siguiente.

Al día siguiente había que aventar si era el tiempo de ello... y al ataque que el tiempo vuela.



Además lógicamente en las alcarrias el trigo, la cebada y los garbanzos en secano era muy normal, así como las hortalizas en las vegas regadas por las aguas de los manantiales de El Arenal, Fuente Larga, Fuente el Cuerno, Fuente el Peral, Fuente de San Roque, Fuente de los Panaderos... y el resto de los arroyuelos de las cercanías.

Otra de las actividades típicas de casi todos los pueblos es la matanza y todo lo que conlleva en cuanto a la preparación de embutidos que se dejaban colgados en la cocina para irse ahumando...

En esta última fotografía se observa que unos niños van al colegio con un leño cada uno, para contribuir a la calefacción de la escuela.... Que tiempos.!!!



En fín... me figuro que os ha gustado el paseo por los oficios de mi pueblo. A mí me da bastante pena de que se han perdido muchas de estas actividades, ya que daban aspecto, cuerpo y realce a mis paisanos.

Si yo hubiera vivido en Budia mucho más tiempo, seguro que habría sido uno de los pioneros que se dedicaran a la pintura... ya sea de brocha gorda como de pincel.... De hecho, hace poco se quedó medio pueblo asombrado de como pinté la fachada de nuestra casa con una brocha y la paciencia de asomarme por las ventanas tomando el fresco de la noche.

Además hoy en día, hay muchos pintores tanto en El Olivar como en Budia... por tanto es ya otro de los nuevos oficios típicos de nuestra Alcarria.

No hay comentarios:

actualidad: últimos vídeos más valorados publicados en You Tube sobre La Alcarria

Loading...
Google