publicidad

José María Alonso Gamo

(A Guadalajara)


Vieja plaza fronteriza
Entre el moro y el cristiano.
Amparo del castellano
Para su enconada liza:
¡Quién entonces te habitara
Guadalajara!


Cerca mueren los castillos
De Hita, Jadraque y Atienza,
De Molina, de Sigüenza,
Y Cogollado. ¡Castillos
Que Santillana habitara,
Guadalajara!



Castejón, la bien guardada
Torija de los Mendoza,
Tamajón, Brihuega… Goza
Mi voz al citar, mas nada
El tiempo actual os depara,
Guadalajara.




Ay, Guada, Guadalajara,
Rio de piedras, Henares
Turbio, prosigue, no pares.
No te pares “gad-al-jara”
Que tu curso nos ampara,
¿Guadalajara!




José María Alonso Gamo
Son sólo unas estrofas de un poema hermoso que se desarrolla al son de los ríos y bajo la mirada de castillos ruinosos. La voz de Alonso Gamo se gozaba al citarlos, aunque fueran unas ruinas de los tiempos pasados y en aquel momento no hubiera grandes esperanzas de reconstrucción. Pero los tiempos han cambiado y la Paz ha puesto Esperanza donde la Guerra sembró Desolación. Así al menos ha ocurrido en el Castillo de Torija. Lugar donde a sus faldas nació este nuevo guerrero de la voz, llamado Alonso

actualidad: últimos vídeos más valorados publicados en You Tube sobre La Alcarria

Loading...
Google